is toegevoegd aan uw favorieten.

Practische handleiding ter beoefening van de Spaansche taal

Onderstaande tekst is niet 100% betrouwbaar

Conversación.

(En la Plaza de toros. — Fin.)

A. Parece que el toro ya esta cansado — ha perdido algo de su rabia.

B. Ya llega su hora. Luego vera V. al espada a) acabar con él.

A. ^Sera b) este que se acerca?

B. Si, él es. Ahora, mire V. bien. Es la parte mas interesante. (El toro cae al primer golpe.)

A. j Qué destreza maravillosa la de este espada! | Qué sangre frfo! j Que mano tan firme! j Un animal tan poderoso, derribarlo de un solo golpe!

B No cae cada vez al primer golpe. Pero al fin el toro tiene que ser rematado por el espada y lo es siempre. No quita nunca la plaza estando vivo.

A. ^Tiene a menudo cogidas el espada?

B. Son los espadas tan diestros, tan experimentados, que no les sucede frecuentemente.

A. 4 Que hace aquel torero sobre el toro cafdo?

B. Es el puntillero a). Le da el golpe de gracia en la nuca con una especie de punal.

A. que van a hacer ahora?

B. Ahora las mulillas le arrastran hacia fuera y luego saldra otro toro.

A. Ya tengo bastante para hoy. j Vamonos! Es un espectaculo grandioso y horroroso al mismo tiempo, aunque no tan terrible como lo pintan las descripciones que corren entre nosotros en el resto de Europa. Son exactas esas descripciones, pero sin embargo me parece que son algo exageradas en cuanto a los horrores y crueldades de las corndas de toros. Y quiza se pudiera aun encontrar algün

4