Onderstaande tekst is niet 100% betrouwbaar

raleza, a llamar pelón a quien tiene poco ó mngün pelo,

FH i al animaI 1ue carece de rabo, callejón a la calle mezqmna, augosta y pequena? No hay mas que repetir la sentencia de Horacio: Sic volet vtus... jut et ntïrraa loquendi ■

asf lo quiere la costumbre, arbitra y reguladora del lenguaje.

(D. N. Campillo y Correa. Irrcgularidades y caprichos del idioma.)

c. Muchos espanoles de ahora son tan gabachos que no se acuerdan de que nuestros diminutivos son innumerables. y no necesitamos traer siempre en la boca el adjetivopeqiwno como os franceses. Pm da en su discurso de los Juegos °ra es ^ ® Barcelona (1892) trató hermosfsimamente del „apego a las cosas del terruno nativo, d la patria chica". No dijo pequena patria, ni es posible representarse uno a Pereda, diciendo ese despropósito. Pareció muy bien eso de o patna chica, y empezó a extenderse por Espana la ocurrencia del Maestro. Pues asf y todo, hace muy poco que un personaje politico de los mas encopetados, y académico

>■ ki a SPano a' Por mas senas, tuvo el atrevimieuto de hablar solemnemente de la pequena patria.

(D. E. de Huidobro. /Pol/re Lengua!)

El uT'i T P"Va ' ^ U,'tdrUkkin^: het kleine vaderland

ar h \ ° 8effUid° de UDa paIabra ó fra9e «"Pleada més

°°nat,tUye °n "°table WBpanismo. He ahf algunos otros ejemplos:

4 Seri verdad lo del testamento? Zou het waar zijn u-at men {hij,

T _ o-, . , , enz ) van het testament zegt?

Lo del Bino de las oriaturas tam- Wat men gewoonlijk zegt 'van iepooo es una palabra vana. mand* «w „f 1 ,

(F F ■ w j ' d of kwaad gesternte in

( F. Qarcia. Naoer de pie). evenmin een zinloos woord.

Sluiten