Onderstaande tekst is niet 100% betrouwbaar

echó el alto al pastor cuando ya iba de pasada, mas por ignorancia de la ley que por deseo de infrigirla, y asi se propuso dar parte de lo que no habfa recibido.

Iba el mozo con mucha fucia *) y ahinco a contar al ania la juerga que habiau tenido los lobos en la piara dos noches antes, y a llevarla aquellos cabritos por si podfan consolarla. Mas al pasar junto a la casa de la seilora Rosalia, oyó cierto rum rum de bullanga y unos ayes largos y sostenidos, de que no se espantó por saber que la senora Rosalia era viuda, aunque no reciente. Espantóse luego de oir que con el j av, ay, ay! se entremetia guitarreo y son de palmadas, con otros excesos nada conformes con la viudez, y por unas y otras cavilaciones se arrimó, empujó la puerta con el garrote, y zarandeando el cuerpo con los cabritos, se fué haciendo sitio hacia ponerse en el cogollo. Alh' estaban las personas de viso de Patalallana dispuestas a quitar pesares del anima a la senora Rosalia; y alli estaba ella harto dispuesta a que se los quitaran, que era de buen ver todavfa y con regular haciënda por golosina.

No sé si a este respecto se habia descolgado por alli un guitarrero largo y liuesudo, acabada su persona en un copete de cerote negro y en dos tufos plancliados con palustre encima de las sienes, y todo ello encajado en una cara en que cabria sosegadamente una punalada de a treinta y seis puntos. **) No sólo liacla „hablar a la guitarra , sino que cantando cosas tristes con el contrapunto deliay, ay; ay! ponia a la reunión haciendo pucheros, y mtfs ü la viuda, que tenia el corazón muy tierno con las desgracias.

En lo mejor de la fiesta entró a empujones el pastor; habia silla sosteniendo a tres personas, y en la pieza no

*) Fucia y fidueia (ant.) = conflanza.

**) Ea dccir una cara picado, lioyosa de viruolaa.

Sluiten